Boda Beatriz y Cesar

Boda de Beatriz y Cesar

Hace casi un año que no publicamos ninguna entrada, en un principio este blog se creó para dar información acerca de nuestra boda a todos los invitados, y aunque si leemos las últimas entradas parece que se trata más de un blog de viajes, no hemos querido cerrarlo por el trabajo que dio su creación, así que hoy voy a hablaros un poco más acerca de otra boda en Ponferrada, para nosotros esta boda ha sido muy especial, por las dos personas que se casaban, Beatriz y Cesar (mis cuñados, y la hermana de María), además como no era nuestra boda, pudimos disfrutar mucho más de todos los detalles de la misma.

Que vivan los Novios
Que vivan los Novios

Bueno, no sé muy bien por donde empezar, ya que realmente todo empezó el viernes antes de la boda, cuando a las diez de la noche, el novio junto con algunos amigos y familia aparecieron de sorpresa a cantarle una serenata (o como decimos por aquí a rondar a la novia) a Bea, y al terminar nos juntamos un buen grupo de personas a tomar algo, lo que ayuda a romper el hielo para el día siguiente.

La sorpresa del viernes
La sorpresa del viernes

Sorpresa del Novio el Viernes

Bueno, tengo que admitir que tenía algo de miedo, a este fin de semana, ya que estaba solo ante el peligro (las amigas de Bea estaban en casa) y todos los comentarios acerca de tanta mujer junta preparándose para una boda, podía hacer crecer muchísimo el nivel de estrés en la casa las horas previas. Pues señores, nada de eso, fue un auténtico placer conocer a todas estas mujeres y pasar un par de días con ellas, y al final también conocimos a amigos de la novia, con los que enseguida encontramos cosas de que hablar (es lo que tiene topar con gente que ha estudiado la misma carrera que uno).

Algunas de las grandes personas que conocimos este fin de semana
Algunas de las grandes personas que conocimos este fin de semana

Tenemos que decir que aunque los novios son nuestra familia, los preparativos los llevaron bastante en secreto, por lo que no sabíamos exactamente que esperar en la ceremonia. Bueno, la ceremonia fue clásica, con un coro que la amenizó, y realizó un buen trabajo (es que los gallegos somos la ho….). Pero para mi el punto más especial de la ceremonia, fue el que más lágrimas provocó, y fueron las palabras que Patricia le dedicó a los Beatriz y Cesar (aún se me ponen los pelos de punta).

En el banquete, también pudimos disfrutar de muchas sorpresas, aparte de la comida, de la que me quedo con las tapas de pulpo de los aperitivos, y los perritos de última hora, así como la barra dulce (como se nota la mano y el saber hacer de los chicos de Al Detalle eventos).

Que bien entraban despúes de las 6 de la mañana
Que bien entraban despúes de las 6 de la mañana

Aunque durante los banquetes, normalmente es todo risas, tengo que decir que también tuvimos momentos muy emotivos, que provocaron saltar otra vez las lágrimas, el primero de ellos, fue la carta de agradecimiento que Beatriz (la novia) leyó, en la que tuvo palabras para casi todos los invitados, e incluso recordó al abuelo Guillermo. Un rato después repartieron algunos regalos entre los invitados, a los que próximamente les tocará pasar por el altar. Tengo que destacar la réplica del ramo de la novia que le regalaron a Sheila, y Quique que el año que viene se darán el sí quiero.

Bueno, no quiero entreteneros más, en el álbum de fotos que están en nuestro Facebook podéis ver un pequeño resumen en imágenes, del fin de semana (todas amateur, disculpar los malos encuadres y la falta de luz en algunas, así como los ojos rojos)

Desearles a los novios una larga y buena vida juntos.

Besos Nano y María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *